Volver Noticias<<
Volver Libertad<<

Representantes de  la sociedad civil indígena entregaron carta a Michelle Bachellet

Santiago de Chile, 17 de Enero del 2008

Señora Michelle Bachelet Jeria
Presidente de la República de Chile
PRESENTE

Excelentísima Sra. Presidenta

1.- Quienes suscribimos la presente comunicación, somos miembro de la sociedad civil de los distintos Pueblos Indígenas de Chile; Aymara, Likan Antay, Quechua, Rapa Nui y Mapuche, y nos hemos articulados a través de la Red de los Pueblos Indígenas por nuestros Derechos Educativos y Lingüísticos, orgánica que nace a raíz de la invisibilidad de los derechos lingüísticos y culturales de los Pueblos Indígenas en la reciente discusión del proyecto de Ley General de Educación. Como entidad civil, abogamos por el fortalecimiento de las culturas, lenguas, conocimientos y valores de nuestros Pueblos y anhelamos que estos sean reconocidos, respetados y valorados como parte integral de los Derechos Humanos por el Estado y la sociedad en general. También consideramos que no se pueden defender las lenguas sin defender a los Pueblos y sus derechos porque éstos son los contenedores de las lenguas y las culturas.

2.- Por lo anterior, manifestamos a UD. nuestra más profunda preocupación por los diversos y lamentables acontecimientos que han afectados en los últimos días a nuestros Pueblos Indígenas y en especial al Pueblo Mapuche. Nos duele y nos conmueve la muerte de nuestro hermano Matías Catrileo Quezada a manos de Carabineros de Chile, por quién exigimos justicia y castigo para los culpables. También nos preocupa la situación crítica que están viviendo los Presos Políticos Mapuche, en especial, el caso de nuestra hermana Patricia Troncoso Roble, quien lleva más de 98 días en huelga de hambre en demanda por la libertad de los presos políticos mapuche y la desmilitarización de nuestras comunidades. Ante estos hechos, creemos que su gobierno se ha mostrado insensible y ha utilizado los recursos legales heredados por la dictadura de Pinochet, como los allanamientos a las comunidades, negando el carácter político de las demandas indígenas y reduciéndolo a un plano policial y judicial. Este accionar, tal cual se presenta expone a nuestros pueblos a hechos de violencia como los ya ocurridos, que en nada favorecen a nuestra lucha por la vida, la tierra, por los derechos políticos y por nuestras lenguas.

3.- En la normativa internacional de protección a los derechos de los pueblos indígenas, valoramos profundamente el voto de su gobierno a favor de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas, pero al mismo tiempo, nos inquieta que su gobierno haya pretendido aprobar y ratificar el convenio 169 de la OIT , incorporando una declaración interpretativa del artículo 35 de dicho Convenio, vulnerando normas fundamentales del derecho internacional sobre derechos humanos y disposiciones esenciales de la Convención de Viena de 1960, sobre derechos de los tratados - de la que Chile es parte - cuya normativa establece que los Tratados internacionales deben ejecutarse de buena fe, tomando en cuenta su objeto y fin. Entendemos que su gobierno no puede contravenir los acuerdos internacionales pactados y asumidos a favor de nuestros pueblos, y por su voto de apoyo a la Declaración mencionada la instamos a que ratifique el Convenio 169 en su integridad. Este convenio tiene las herramientas para el diálogo, la consulta, la participación de los pueblos, lo que Chile necesita para convivir con sus pueblos indígenas en paz.

4.- Creemos firmemente que las erradas decisiones de su gobierno en materia indígena, se deben fundamentalmente a la falta de diálogo político entre los Pueblos Indígenas y el Estado de Chile, por la ausencia de un Instrumento que permita la participación de nuestros pueblos en la toma de decisiones. Las instancias imperfectas de participación creadas por la ley 19.256 o Ley Indígena, han sido superadas por los acontecimientos, y los hechos que nos preocupan no son más que el reflejo de una institucionalidad agotada, por cuanto éstas no pueden ser entes de diálogo político. Sin embargo, creemos que aún es tiempo para que se enmiende el hecho, por lo que le alentamos a crear un mecanismo que permita la participación política, real de los pueblos indígenas. Como sociedad civil tenemos la certeza que el diálogo es la única manera de fortalecer una sociedad democrática, que acepte y respete la pluriculturalidad del país.

5.- La Red por los Derechos Educativos y lingüísticos de los Pueblos Indígenas de Chile, estamos convencidos que la incomprensión e insensibilidad de la sociedad mayoritaria y del Estado con los Derechos de los Pueblos Indígenas, responde a la discriminación y el racismo subyacente, basados en el desconocimiento de nuestros saberes y valores, no se puede valorar a quienes no se les conoce; por tal razón, promovemos que en la actual Reforma Educativa, se incorpore la interculturalidad para todos , que se eduque en el diálogo entre culturas a todos los chilenos, indígenas y no indígenas. La escuela como instancia formadora, debe asumir el rol que le compete de educar a las nuevas generaciones en el conocimiento de los pueblos indígenas y con ello poder valorarlos. La Educación Intercultural para Todos es la oportunidad para acoger la diversidad de pueblos que coexisten en el país, para educar para la paz, no asumirla será un acto de negligencia política, no acorde con los nuevos tiempos, donde los pueblos luchan por mantener su diferencia contra la ola expansiva de homogenización producida por la globalización. Pese a nuestra convicción, lamentamos que esta demanda no haya sido prioritaria en las negociaciones políticas en materia de educación por su gobierno y por la Alianza , a pesar de nuestros esfuerzos de diálogos con ambos conglomerados.

6.- Sra. Presidenta, hoy es un imperativo moral establecer un diálogo político con los Pueblos Indígenas en todas las materias que nos conciernen. Por lo expuesto nosotros, la sociedad civil indígena le solicitamos formalmente una audiencia, para el cual le agradecemos responder a la dirección de la presente solicitud. Es imperioso abordar los temas de Educación Intercultural para Todos, y la Protección de las Lenguas Indígenas.

Excelentísima Sra. Presidenta; en menos de dos años Chile celebrará el bicentenario del nacimiento de la Republica, y si no se corrigen los errores de la historia, también constatará doscientos años de exclusión y negación de nuestros Pueblos Indígenas y sus Derechos. Afortunadamente la historia y los cambios sociales los hacen las personas y los pueblos. UD. en su calidad de Presidente de la República , tiene la oportunidad de cambiar el curso de los acontecimientos y reconocer los Derechos Fundamentales individuales y colectivos de los Pueblos Indígenas sin restricciones situando a Chile dentro de los estándares internacionales de protección y respeto de los derechos de los pueblos indígenas, para ello, apelamos a su voluntad política. Nosotros, la Sociedad Civil indígenas le alentamos a hacerlo. Sin otro particular, Le saludan muy atentamente a UD.

Cecilia Mendoza. Pueblo Lican Antay

Juan Carlos Guarachi. Pueblo Aymara

Paloma Hucke. Pueblo Rapa Nui

Luis Ojeda. Pueblo Aymara

Elisa Loncon. Pueblo Mapuche.
Coordinadora General